Servicio técnico en los Juegos Paralímpicos

Ottobock se encarga de ofrecerles a los atletas paralímpicos un servicio técnico y de reparación gratuito, independientemente de la marca de sus prótesis, órtesis y sillas de ruedas. Desde la edición de Seúl en 1988, hemos estado presentes en todos los Juegos Paralímpicos.

Durante los Juegos, instalamos talleres en las villas paralímpicas así como en sedes de competición concretas que cuentan con el apoyo de una unidad móvil. Con un equipo formado por los mejores técnicos ortopédicos y especialistas en sillas de ruedas, nuestros talleres disponen de todos los repuestos necesarios. Por ello, los atletas pueden confiar en que las reparaciones y la asistencia que necesitan se llevarán a cabo de forma rápida y profesional.

Ottobock debutó en los Juegos Paralímpicos de Seúl en 1988, durante los cuales cuatro técnicos ortopédicos de Ottobock Australia instalaron por primera vez un pequeño pabellón para prestar sus servicios técnicos. Durante los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, el equipo ya constaba de 88 técnicos de 19 países, quienes se encargaron de realizar 2062 reparaciones para 1667 atletas de 123 países durante más de 10 500 horas de trabajo.

Dada su enorme e intensa actividad, nuestros talleres a menudo se comparan con las calles de boxes de motociclismo. A diferencia de los mecánicos de este deporte, nuestros técnicos prestan asistencia técnica a miles de atletas que compiten en 20 disciplinas distintas con equipos adaptados especialmente a sus necesidades particulares. Por ello, nunca saben lo que les espera.

Su trabajo comienza mucho antes de que los atletas empiecen a competir por las medallas para garantizar que el equipamiento funciona al cien por cien después de su transporte.

Con el paso de los años, los talleres de Ottobock no solo se han vuelto en centros de reparación indispensables para los atletas, sino que también se han convertido en puntos de encuentro donde los deportistas paralímpicos pueden disfrutar de un café, y reencontrarse con técnicos y amigos de ediciones anteriores de los Juegos. El taller principal situado en el centro de la villa paralímpica se ha establecido como parte de la comunidad de atletas.

Ottobock aúna su competencia líder en innovación en el ámbito de la movilidad y del servicio técnico con un amplio conocimiento práctico, que se amplía con cada edición de los Juegos. Los atletas pueden confiar en que sus necesidades técnicas se entenderán correctamente y en que las reparaciones se llevarán a cabo de manera profesional. Nosotros nos ocupamos de la asistencia técnica para que ellos puedan concentrarse plenamente en su rendimiento y en la competición.


Técnicos

Proporcionar a los atletas la confianza y los servicios necesarios durante la competición en los Juegos Paralímpicos, exige la dedicación de un equipo de técnicos del más alto nivel.

El equipo del Servicio Técnico Ottobock está compuesto por técnicos ortoprotésicos, especialistas en sillas de ruedas y soldadores de todo el mundo. Todos ellos especialmente seleccionados para desempeñar una labor tan importante.

A continuación puede conocer a los miembros del equipo para los Juegos Paralímpicos de Río 2016 procedentes de:

Argentina, Australia, Canadá, Croacia, Egipto, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Hungría, Irlanda, Japón, Corea, Líbano, Países Bajos, México, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Turquía, Reino Unido, Ucrania, EE. UU.

Filter Desktop
Filter Mobile
  • Content
Paging