Otto Bock HealthCare

Movilidad para las personas

El nombre de Ottobock es sinónimo en todo el mundo de productos y servicios de alta calidad y tecnológicamente excelentes en el campo de la técnica médica. El objetivo de devolver la movilidad a las personas con discapacidad y de proteger las funciones conservadas es el denominador común en todos los productos de la empresa. La idea central que define de forma decisiva la filosofía de esta empresa con casi 100 años de historia y que encamina de forma específica el desarrollo de productos nuevos es la convicción de que la calidad de vida de las personas está estrechamente ligada a poder disfrutar de la máxima libertad e independencia personales.

La empresa de técnica médica Ottobock cuenta desde hace años con un crecimiento estable: el volumen de ventas en 2015 alcanzó los 847,7 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 9,9 por ciento, y el número de empleados incrementó hasta más de 6.500 en todo el mundo. Las actividades internacionales de la empresa se coordinan en la sede principal en Duderstadt (Alemania). Su presencia global a través de una red de sociedades distribuidoras y de asistencia técnica en más de 50 países permite crear un estrecho contacto con los clientes. Con las cuatro áreas de negocio protésica, ortésica, Mobility Solutions (sillas de ruedas manuales y eléctricas, así como productos de rehabilitación) y MedicalCare, esta empresa está perfectamente establecida, siendo capaz de ofrecer a sus clientes un extenso surtido de productos prácticamente incomparable, soluciones de sistema perfectamente combinadas y amplias prestaciones de servicio.

Los productos de Ottobock establecen estándares

Uno de los aspectos centrales en el área de investigación y desarrollo de Ottobock consiste en poner a disposición soluciones mecatrónicas para el control autoadaptable de componentes protésicos. La inteligencia electrónica integrada en el producto proporciona alivio al usuario, ya que los sistemas se adaptan automáticamente a distintas condiciones y situaciones en la vida cotidiana. Basándose en esta tecnología, los productos del sector de la protésica han estado estableciendo estándares continuamente en el tratamiento ortoprotésico de personas con discapacidad. En 1997 se introdujo en el mercado la C-Leg, el primer sistema de prótesis de pierna del mundo controlado completamente por un microprocesador. Otro hito en el desarrollo de productos ha sido el Genium – Bionic Prosthetic System, que el líder del mercado mundial del ámbito de la exoprotésica presentó en 2011. Este sistema reproduce de manera casi idéntica la forma natural y fisiológica de caminar. Por otra parte, la mano protésica Michelangelo es una revolución espectacular en el ámbito de las protetizaciones para la extremidad superior. Controlada mediante señales musculares, ofrece cuatro dedos móviles y un pulgar que se puede posicionar por separado, permitiendo así llevar a cabo diversos movimientos de agarre de forma precisa, rápida y segura.

En 2015 se lanzó al mercado, entre otros, la Kenevo, un producto que, por vez primera, pone al alcance de personas con grados de movilidad más bajos las ventajas de los sistemas de prótesis para piernas controlados por microprocesador, mientras que la Genium X3 y la cuarta generación de la C-Leg se han establecido como sistemas de vanguardia para personas más activas con amputaciones transfemorales.

Ottobock ocupa también una posición líder en el mercado mundial en el área NeuroOrthopaedics. Aquí se ofrecen tratamientos ortoprotésicos para personas que sufren la parálisis completa o parcial de una pierna. La órtesis para pierna completa C-Brace® es el primer sistema ortésico mecatrónico del mundo capaz de controlar el ciclo de la marcha completo de forma dinámica y en tiempo real.

Los estrictos controles de calidad son esenciales para garantizar que los productos sean fiables, seguros y capaces de soportar grandes esfuerzos. Por ejemplo, antes de introducir en el mercado un pie protésico nuevo de Ottobock, este se prueba realizando unos tres millones de pasos en unos simuladores de marcha especiales. Además, para encontrar soluciones que permitan caminar con menos esfuerzo, unos complejos test realizados en el laboratorio de pruebas de marcha proporcionan información sobre las fuerzas de reacción que aparecen cuando se realiza la flexión plantar de un pie protésico, y también sobre cómo afecta una prótesis al metabolismo del paciente.

Junto a la calidad de los productos, otro aspecto esencial es la calidad de los tratamientos ortoprotésicos. Ottobock dispone ya de más de 130 centros de tratamiento ortoprotésico en todo el mundo pertenecientes al área MedicalCare. De la experiencia allí adquirida en tratamientos ortoprotésicos de alta calidad para los pacientes, del conocimiento detallado del mercado y de los modelos de negocio desarrollados específicamente para los distintos países y regiones también se benefician los clientes comerciales para los que el servicio de atención comercial (Ottobock Business Service) pone a disposición sus productos y su pericia.

Formación y especialización con la Ottobock Academy

Transmitir conocimientos especialistas sobre los últimos avances tecnológicos, garantizar la calidad de los tratamientos ortoprotésicos y contrarrestar de forma específica la escasez internacional de personal cualificado: estos son los objetivos con los que Ottobock Academy fomenta la formación y la especialización en los ámbitos de la técnica ortopédica y de rehabilitación. Este amplio y detallado programa está dirigido a todos los expertos involucrados en el tratamiento ortoprotésico de un paciente, incluyendo también a los empleados de Ottobock de todo el mundo para que puedan asesorar y ayudar de forma competente a los clientes y socios. En cooperación con la Escuela Superior Privada PFH de Gotinga y la Universidad de Gotinga, así como con otros socios de los sectores de la medicina y la ciencia, Ottobock ha desarrollado carreras universitarias en el área Orthobionic y Healthcare Technology. De esta forma se logra unir la investigación médica, la medicina moderna y la técnica ortopédica.

Compromiso paralímpico

El compromiso de Ottobock con el deporte de las personas con discapacidad es desde hace mucho tiempo una parte inalterable de la filosofía de la empresa. El objetivo es poner a las personas con discapacidad en el centro de mira de la sociedad y mostrarlas como deportistas excelentes y modelos a seguir para demostrar que el deporte y el rendimiento pueden devolverle a uno las ganas de vivir. Prueba de todo esto son los Juegos Paralímpicos, que Ottobock lleva acompañando y fomentando de forma activa desde Seúl 1988. En Londres 2012, el equipo de Ottobock formado por 78 técnicos ortopédicos procedentes de 20 países invirtió 10.684 horas de trabajo para llevar a cabo 2.080 encargos de reparación. Ottobock es socio colaborador del Comité Paralímpico Internacional (IPC) desde 2005, habiendo prolongado este contrato en Londres hasta pasados los Juegos de Río 2016. Estos juegos suponen el siguiente gran hito en la historia del taller paralímpico.

Science Center de Berlín: "Comprender lo que nos mueve"

La fascinación del cuerpo humano, el interés en su funcionamiento y lo aparentemente evidente que se esconde detrás de complejas series de movimientos: todo esto pone de manifiesto el gran desafío de la técnica médica para devolver al ser humano su movilidad con piezas de reemplazo artificiales. Con el Science Center de Berlín, Ottobock ha logrado de manera excepcional otorgar a la técnica médica una plataforma con una enorme capacidad de atracción. La movilidad se explica de forma comprensible para todos bajo el título "Comprender lo que nos mueve". Los elementos expuestos y las producciones interactivas invitan a los visitantes a experimentar la funcionalidad de prótesis, órtesis y sillas de ruedas.

Descarga
Imágenes
Más información

Comunicación empresarial

Teléfono: +49 (0) 5527 848-1859
Fax: +49 (0) 5527 8488-1859
Correo electrónico: presse@remove-this.ottobock.de