Cuadro clínico y síntomas

Fractura del calcáneo

Una fractura de calcáneo (hueso del talón) a menudo es causada por saltar desde una gran altura. Las órtesis pueden aliviar el pie después de una operación o pueden usarse en un tratamiento conservador.

Órtesis de tobillo y de pie
Resumen

Causas, síntomas y tratamiento

Una fractura del hueso del talón a menudo es causada por un salto o una caída desde una gran altura. Los hombres se ven afectados entre cinco y ocho veces más que las mujeres, y la marcha se ve restringida debido al dolor inmediatamente después del accidente. En algunos casos, las fracturas de calcáneo se pueden tratar de forma conservadora.

Soportes y órtesis de Ottobock

Soluciones
Causas

Una fractura de calcáneo generalmente es causada por una gran cantidad de fuerza que se ejerce en el área del hueso del talón. La causa más frecuente de fractura de calcáneo es la caída desde gran altura (aprox. el 80 %), seguida de los accidentes de tráfico (aprox. el 10 %), los accidentes deportivos (aprox. el 8 %) y las fracturas por fatiga (aprox. el 2 %). Las fracturas bilaterales ocurren en el 20 % de todos los casos. La osteoporosis también es una posible causa, en cuyo caso una fractura de calcáneo es una secuela. Los accidentes laborales y de viaje representan la mitad de todas las fracturas de calcáneo. Los hombres se ven afectados entre cinco y ocho veces más que las mujeres, principalmente entre los 35 y los 60 años.

Síntomas

Síntomas

Con una fractura de calcáneo, se produce una hinchazón aguda en la región anterior y por encima de la articulación del tobillo. La mayoría de las veces, todo el pie se ve afectado por la hinchazón y normalmente se observa una decoloración considerable debido a un hematoma. La movilidad del pie está limitada por un dolor intenso.
En algunos casos, la piel y el tejido blando en el área del calcáneo se desgarran durante el accidente. Esto da como resultado una fractura compuesta con un mayor riesgo de infección. Dado que se trata de una emergencia, requiere tratamiento médico inmediato en forma de operación.

Terapia

Terapia

Si la fractura de calcáneo no se desplaza y no se ven afectadas las superficies articulares, generalmente se recomienda un tratamiento conservador. Las órtesis que alivian la tensión ayudan a acelerar la curación.
Una fractura de calcáneo aguda se trata con el método RICE (reposo, hielo, compresión, elevación). Esto se complementa con analgésicos y fisioterapia activa en forma de drenaje linfático. El objetivo es reducir la inflamación pronunciada y mejorar la movilidad de los huesos del tarso cuando sea posible. El peso sobre el talón debe aliviarse durante al menos 6 a 12 semanas, dependiendo de la progresión.
En muchos casos, sin embargo, una fractura de calcáneo es mucho más compleja. Las operaciones se realizan en todas las fracturas de calcáneo que involucran las superficies articulares y con un desplazamiento de más de 1 mm de ancho. La cirugía también se realiza si el retropié está mal posicionado. Generalmente, se realiza una incisión en ángulo recto en la parte externa del calcáneo para operar en el área afectada. La operación suele realizarse entre 6 y 10 días después del accidente debido a la importante inflamación de los tejidos blandos. Mientras tanto, la hinchazón en el pie afectado debería disminuir con la ayuda de la elevación, el enfriamiento y el drenaje linfático.
En el caso de una fractura abierta, el tejido destruido se extirpa quirúrgicamente y la articulación se fija, generalmente por medio de bielas externas. Durante la operación, los fragmentos óseos se ensamblan inicialmente, se mejora la posición del calcáneo y se lo devuelve a la posición correcta. Una vez restaurada la longitud y la forma del calcáneo, se utiliza una placa con tornillos para estabilizarlo.
Después de la operación, la pierna se apoya inicialmente en una férula acolchada hasta que comienza la fisioterapia después de dos a cinco días. Por lo general, se evita cargar peso durante al menos ocho a 12 semanas, según la extensión de la fractura y la estabilidad obtenida mediante la cirugía. Se debe evitar la tensión extrema en el talón durante los próximos seis meses, pero el nivel de actividad se puede aumentar con el tiempo. Las radiografías generalmente se vuelven a tomar después de aproximadamente seis semanas, 12 semanas, seis meses y un año. Una órtesis especial de alivio del talón puede mejorar significativamente la movilidad en la fase inicial.

Vuelta a las actividades cotidianas: tres pasos para una órtesis de Ottobock
  • Aquí encontrarás una descripción general de todas las órtesis y soportes que podrían ayudarte. Lleva la lista contigo a tu próxima cita con el médico.
  • Habla con tu médico acerca de qué ortesis se adapta mejor a tus síntomas y condición. Luego, tu médico puede escribir una receta para la órtesis adecuada.
  • Lleva tu prescripción a tu ortopedia. Te darán su nueva órtesis y la ajustarán para que se ajuste a las medidas exactas de tu cuerpo.
  • Soluciones