Osteoartritis: Menos dolor de rodilla, más vida

Síntomas de la osteoartritis de la rodilla

La osteoartritis de rodilla (abreviada: OA de rodilla) es una enfermedad de desgaste de la articulación de la rodilla. Es incurable y provoca cambios progresivos en la rodilla. En la fase inicial de la osteoartritis, no hay dolor o solo hay fases de dolor y restricciones de movimiento. Con la osteoartritis avanzada de la rodilla, el dolor y las molestias pueden aumentar. La mayoría de las personas desarrollan una osteoartritis por desgaste a lo largo de su vida. Factores de riesgo como la obesidad, la mala posición de las articulaciones, la falta de ejercicio, la sobrecarga y la carga incorrecta de las articulaciones en algunos tipos de deportes o lesiones aceleran el desgaste articular y también pueden favorecer el desarrollo de la osteoartritis en los jóvenes.

La osteoartritis modifica la articulación de la rodilla

Como enfermedad articular degenerativa, la osteoartritis de rodilla suele comenzar con signos de desgaste y/o pequeños daños en el cartílago de la articulación. Con el paso del tiempo, la superficie del cartílago se vuelve áspera y desigual. La articulación ya no se mueve con suavidad. Se engancha y rechina. El aumento de la fricción provoca una inflamación dolorosa en la rodilla y el derrame de líquido en la cápsula articular. En esta enfermedad, también denominada osteoartritis activada, el dolor es constante. En la fase avanzada de la osteoartritis, el daño del cartílago aumenta y todos los tejidos implicados en la articulación se ven afectados. Los huesos forman espolones (osteofitos) para estabilizar la articulación, pero causan anquilosis en el proceso. El dolor de rodilla se produce en intervalos cada vez más cortos y se agrava con el tiempo.

El círculo de la osteoartritis

Los pacientes con osteoartritis de rodilla suelen quedar atrapados en un círculo:

Para aliviar el dolor de rodilla, el afectado hace menos ejercicio y adopta una postura compensatoria. Sin embargo, restringir el movimiento sólo proporciona un alivio del dolor a corto plazo. A largo plazo, la falta de ejercicio acelera el desgaste del cartílago y aumenta el dolor en la rodilla. La persona afectada descansa su rodilla aún más a menudo en lugar de ejercitarla, y el círculo se cierra.

Además, la postura antinatural que se adopta para aliviar el dolor también hace que se sobrecarguen otras articulaciones, como las caderas, lo que puede causar daños permanentes.

Síntomas iniciales de la osteoartritis de rodilla

Cuanto antes se reconozca la osteoartritis de la rodilla y se contrarreste, mayores serán las posibilidades de controlar el dolor de rodilla, mantener la movilidad de la articulación durante mucho tiempo y frenar los cambios progresivos de la articulación de la rodilla. Si los siguientes síntomas se presentan repetidamente en tu rodilla, deberías hacerla examinar por un terapeuta o técnico ortopédico:

  • Dolor de rodilla tras el reposo (dolor de arranque)

  • Dolor de rodilla después de un esfuerzo inusual

  • Dolor de rodilla con determinados movimientos

  • Rigidez de la rodilla

  • Rechinamiento y crujido de la articulación de la rodilla

  • Hinchazón e inflamación de la rodilla

Diagnóstico y tratamiento de la osteoartritis de rodilla

Si te duele la rodilla o sus funciones están limitadas, debes hacerla examinar por un terapeuta o técnico ortopeda.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoartritis de rodilla?

Hay una serie de síntomas que son típicos de la osteoartritis de rodilla. Pueden presentarse de forma individual o combinada. Dependiendo del nivel de desgaste de la articulación, los síntomas pueden ser más o menos graves. Mientras que los síntomas de la osteoartritis de rodilla apenas son perceptibles -o incluso no existen- en las primeras fases, los pacientes se quejan de un dolor creciente y de una movilidad cada vez más restringida a medida que la enfermedad avanza. Se pueden tomar medidas preventivas para evitar llegar a esta fase. Entre ellas, una dieta sana y equilibrada y la práctica regular de actividades y deportes. Debido a que los síntomas no aparecen de inmediato, la osteoartritis de rodilla suele pasar desapercibida durante mucho tiempo. Los primeros indicios de la osteoartritis de rodilla se manifiestan durante las actividades cotidianas. Las articulaciones crujen y rechinan; subir escaleras y cargar objetos pesados provoca dolor en la rodilla. Si observas estos síntomas, debes acudir a su médico y pedir que te examine. Los médicos pueden utilizar varios métodos para determinar si tus síntomas están causados por la osteoartritis de la rodilla.

Causas de la osteoartritis

La osteoartritis de rodilla puede tener muchas causas. El mayor factor de riesgo de la osteoartritis de rodilla es el esfuerzo excesivo de las articulaciones de la rodilla. Levantar y transportar objetos pesados o moverse de forma incorrecta puede suponer un gran esfuerzo para el cartílago de la articulación y provocar un desgaste progresivo. Por su mayor peso, las personas con sobrepeso ejercen una mayor carga sobre el cartílago. Esto conlleva un mayor riesgo de osteoartritis de rodilla. Naturalmente, la edad también desempeña un papel importante en el desarrollo de la osteoartritis. El cartílago pierde elasticidad con la edad y ya no puede regenerarse tan fácilmente como en los primeros años, por lo que este trastorno articular afecta con mayor frecuencia a personas de 60 años o más. Sin embargo, los jóvenes no son inmunes a la osteoartritis de rodilla. La predisposición genética puede conducir a una aparición temprana de la enfermedad. Además, una mala alineación de la articulación (rodillas torcidas o piernas arqueadas, por ejemplo) acelera la progresión de la enfermedad. Los accidentes o las lesiones deportivas que afectan a la articulación de la rodilla también pueden desencadenar el desarrollo de la osteoartritis. Entre ellas se encuentran las lesiones de menisco. La osteoartritis se desarrolla lentamente, por lo que suele haber un periodo de varios años entre la fase inicial y la osteoartritis grave. Durante este tiempo, los síntomas se intensifican gradualmente a medida que aumenta el desgaste.

Progresión de la enfermedad: Etapas de la osteoartritis

La osteoartritis de la rodilla se clasifica en cuatro grados de gravedad:

Osteoartritis grado 1:
El cartílago de la articulación presenta signos invisibles de desgaste. Es menos elástico que el cartílago sano y no puede recuperarse bien después de ser sometido a una carga. El dolor inicial de la rodilla puede producirse con una carga elevada.

Osteoartritis grado 2:
El tejido cartilaginoso se vuelve más fino. La superficie del cartílago se vuelve áspera y desigual. Los huesos forman espolones iniciales (osteofitos). La rodilla es considerablemente menos capaz de soportar peso. En esta fase de la osteoartritis, la progresión de la enfermedad puede ralentizarse eficazmente mediante ejercicios, pérdida de peso y dispositivos médicos como las ortesis.

Osteoartritis grado 3:
El cartílago ha desaparecido parcialmente, por lo que los huesos empiezan a rozar entre sí en algunos puntos. Las radiografías muestran espolones óseos pronunciados y un estrechamiento del espacio articular. En esta fase avanzada, la osteoartritis provoca considerables restricciones de movimiento y dolor en la rodilla.

Osteoartritis grado 4:
El espacio articular se ha estrechado considerablemente y el cartílago articular ha desaparecido casi por completo. Los huesos suelen estar dañados. La articulación está deformada y a menudo inflamada. En esta fase final, la cirugía de sustitución de la articulación, es decir, una prótesis de rodilla, puede ser la mejor solución.

Progresión de la enfermedad: Etapas de la osteoartritis

La osteoartritis de la rodilla se clasifica en cuatro grados de gravedad:

Osteoartritis grado 1:
El cartílago de la articulación presenta signos invisibles de desgaste. Es menos elástico que el cartílago sano y no puede recuperarse bien después de ser sometido a una carga. El dolor inicial de la rodilla puede producirse con una carga elevada.

Osteoartritis grado 2:
El tejido cartilaginoso se vuelve más fino. La superficie del cartílago se vuelve áspera y desigual. Los huesos forman espolones iniciales (osteofitos). La rodilla es considerablemente menos capaz de soportar peso. En esta fase de la osteoartritis, la progresión de la enfermedad puede ralentizarse eficazmente mediante ejercicios, pérdida de peso y dispositivos médicos como las ortesis.

Osteoartritis grado 3:
El cartílago ha desaparecido parcialmente, por lo que los huesos empiezan a rozar entre sí en algunos puntos. Las radiografías muestran espolones óseos pronunciados y un estrechamiento del espacio articular. En esta fase avanzada, la osteoartritis provoca considerables restricciones de movimiento y dolor en la rodilla.

Osteoartritis grado 4:
El espacio articular se ha estrechado considerablemente y el cartílago articular ha desaparecido casi por completo. Los huesos suelen estar dañados. La articulación está deformada y a menudo inflamada. En esta fase final, la cirugía de sustitución de la articulación, es decir, una prótesis de rodilla, puede ser la mejor solución.

Diagnóstico de la osteoartritis de la rodilla: Cómo detecta el médico el desgaste articular

Diagnóstico de la osteoartritis de la rodilla: Cómo detecta el médico el desgaste articular
Si sufres con frecuencia dolor de rodilla y otros síntomas, es posible que hayas desarrollado osteoartritis de rodilla. Para llegar al fondo de los síntomas, debes acudir a un médico. Sólo un especialista médico -mediante una serie de exámenes- puede determinar si tus síntomas son realmente causados por la gonartrosis (osteoartritis de la rodilla). Para obtener una mejor visión de conjunto, el médico te preguntará primero sobre tu estado de salud general y los problemas físicos existentes. En este caso, es fundamental que sea sincero. Cuente a su médico todas las anomalías físicas que haya observado en los últimos días o semanas. Esto permitirá a su médico evaluar si realmente tienes osteoartritis de rodilla o si tus síntomas son, quizás, causados por otra enfermedad.

Una vez que su médico haya terminado de hacer preguntas, generalmente dirigirá la atención a la articulación afectada. Mediante la palpación, comprobará su sensibilidad a la presión. También se fijará en las anomalías visuales, como la hinchazón, los derrames articulares y la desalineación axial (rodillas arqueadas o piernas arqueadas) para determinar si los síntomas están causados por la osteoartritis de la rodilla. Antes de que el médico pueda confirmar el diagnóstico, será necesario realizar exámenes adicionales. Para ello se suelen utilizar las radiografías. Un experto puede utilizar las imágenes de rayos X para determinar si el cartílago de la articulación presenta irregularidades o grietas, o si se han formado osteofitos (espolones óseos). El médico también puede remitirle a un examen de TAC, RMN o ecografía. Dependiendo del método utilizado, los médicos pueden detectar alteraciones óseas, daños en el menisco o el ligamento cruzado e irregularidades en el cartílago de la articulación de la rodilla.

Terapia para la osteoartritis de la rodilla

Existen tres métodos básicos de tratamiento para la osteoartritis de rodilla: la terapia conservadora (no invasiva), la terapia invasiva de conservación de la articulación y la terapia invasiva de sustitución de la articulación. El término invasivo se utiliza para todos los tratamientos en los que el médico realiza cambios en la articulación de la rodilla.

Terapias conservadoras (no invasivas):

La terapia conservadora para la osteoartritis de la rodilla incluye todos los tratamientos no invasivos. La terapia conservadora se compone de bloques de construcción (módulos).
Los módulos de la terapia conservadora para la artrosis de rodilla incluyen

  • Uso de soportes y órtesis

  • Ejercicio terapéutico

  • Gimnasia especial

  • Actividad deportiva ligera o media

  • Nutrición saludable

  • Reducción de peso en caso de sobrepeso

  • Tratamientos de calor y frío según sea necesario

  • Pomadas y geles analgésicos

  • Analgésicos y antiinflamatorios

Terapias invasivas para preservar las articulaciones:

Para aliviar la inflamación y el dolor en la rodilla, el médico puede inyectar medicamentos directamente en la articulación. El ácido hialurónico se utiliza con frecuencia como ingrediente activo. El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en las articulaciones sanas. Sirve como solución nutritiva para el cartílago y es un lubricante natural para la articulación. Las malposiciones de las piernas que provocan la osteoartritis pueden corregirse mediante una realineación quirúrgica de los huesos (osteotomía correctiva).
En algunos casos, también se utiliza una técnica endoscópica para el tratamiento de la osteoartritis que preserva la articulación. Este procedimiento se denomina "artroscopia" (endoscopia articular). Sin embargo, dado que el éxito de la artroscopia es limitado, ya no se recomienda como único tratamiento para la osteoartritis de la rodilla.

Terapias invasivas de sustitución articular:

Si las terapias conservadoras o invasivas para preservar la articulación ya no proporcionan alivio del dolor ni mejoran la función de la rodilla, debe considerarse la terapia de sustitución articular. Durante este procedimiento quirúrgico, la articulación natural se sustituye total o parcialmente por una prótesis (endoprótesis/articulación de rodilla protésica).

Las órtesis pueden aliviar el dolor de rodilla

Las rodilleras u órtesis para la parte inferior de la pierna, como el Agilium Freestep, alivian específicamente las zonas dolorosas de la articulación de la rodilla y pueden proporcionar un alivio sostenible del dolor de rodilla. Esto también lo confirman los estudios. En muchos casos de osteoartritis de la rodilla, las órtesis pueden ayudar a suspender el uso de analgésicos o a reducir la dosis de la medicación. Los efectos secundarios de la medicación se evitan o se reducen eficazmente. Las órtesis de rodilla o de pantorrilla permiten a los pacientes con osteoartritis de rodilla moverse y hacer deporte en gran medida sin dolor. De este modo, es posible romper el círculo vicioso del dolor, la falta de ejercicio y el deterioro progresivo de la osteoartritis.

Cita del Dr. Stinus: "La mayoría de mis pacientes están muy contentos con la nueva órtesis. Más de la mitad de ellos han podido evitar la cirugía hasta ahora".

Treading new paths

Recorrer nuevos caminos con las órtesis de Ottobock

Consulta las experiencias de los pacientes con osteoartritis de rodilla y cómo están recorriendo nuevos caminos con las órtesis de Ottobock.

Órtesis de Ottobock

Órtesis de Ottobock: Soluciones para diferentes problemas de rodilla

Ottobock ha desarrollado órtesis de ajuste preciso para diferentes problemas de rodilla. Obtenga una visión general de la gama de órtesis de Ottobock para la osteoartritis de rodilla. Mediante unas sencillas preguntas, Agilium Select determina en pocos minutos qué órtesis se ajusta a tu problema de rodilla y a tu estilo de vida.

¿Cómo se puede tratar la osteoartritis?

Tratamiento de la osteoartritis para preservar las articulaciones (no invasivo)

Para evitar o retrasar una operación de rodilla, los pacientes con osteoartritis deben controlar sus síntomas con opciones terapéuticas no invasivas y que preserven las articulaciones durante el mayor tiempo posible. Éstas incluyen una dieta sana y equilibrada y una actividad y deporte moderados a diario. Los suplementos dietéticos, las cremas o pastillas para aliviar el dolor, los ejercicios especiales para la osteoartritis de rodilla y la terapia de frío/calor también pueden contribuir a reducir los síntomas. Junto con la terapia, las órtesis también son una opción acertada. En combinación con otras formas de tratamiento, los dispositivos ortopédicos pueden reducir significativamente el dolor y mejorar la movilidad. De este modo, contribuyen a aumentar el bienestar.

¿Qué puedo hacer para aliviar la osteoartritis?

Muchas personas con osteoartritis de rodilla se preguntan qué pueden hacer para frenar la progresión de la enfermedad y mantener los síntomas a raya. Dado que es imposible que el cartílago dañado se regenere, cualquier tratamiento para la osteoartritis sólo puede aliviar los síntomas. El objetivo de todas las opciones terapéuticas para preservar la osteoartritis es conservar o mejorar la función de la rodilla y minimizar el dolor. Esto, a su vez, le permitirá reducir el consumo de analgésicos y retrasar una operación de rodilla el mayor tiempo posible. Porque una vez que el cartílago se ha desgastado por completo, la cirugía es la única forma de tratar la osteoartritis. Para evitar la intervención quirúrgica en la medida de lo posible, los pacientes deben reducir su riesgo identificando y combatiendo los factores que contribuyen a la osteoartritis. Un estilo de vida saludable, una dieta equilibrada, dispositivos ortopédicos y ejercicio físico pueden ayudar a aliviar muchos de los síntomas de la osteoartritis y ralentizar la progresión de la enfermedad. Dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad, la osteoartritis puede tratarse de diversas maneras.

Activo contra la osteoartritis

La osteoartritis de rodilla no se puede curar, pero puede aliviar eficazmente el dolor y las molestias y mejorar significativamente su calidad de vida si contrarresta activamente la osteoartritis mediante una alimentación consciente y un ejercicio adaptado.

Nutrición

Tus comidas deben consistir principalmente en frutas y verduras, ensaladas, aceites vegetales, frutos secos y semillas. Pescados como la caballa, el salmón y el arenque son ricos en nutrientes y ácidos grasos Omega-3 que frenan la inflamación. Por lo tanto, el pescado puede servirse dos veces por semana. Algunas especias no sólo mejoran el sabor de los alimentos, también son buenas para las articulaciones: la cúrcuma, la nuez moscada, la canela y el cilantro tienen un efecto antiinflamatorio y descongestionante. El chile y el jengibre ayudan a aliviar el dolor. La carne puede comerse con moderación, pero es preferible la de ave. La carne de vacuno y de cerdo debe consumirse raramente. Es mejor evitar los alimentos procesados con alto contenido de azúcar y grasa y evitar el alcohol y la nicotina. En caso de sobrepeso, perder peso aliviará la tensión de las articulaciones y te ayudará a tener menos dolor de rodilla y a sentirte más ligero y en forma en general.

El ejercicio en la vida cotidiana

El ejercicio regular es esencial para contrarrestar los cambios progresivos causados por la osteoartritis, mantener la función de la rodilla y aliviar el dolor. Es importante integrar más ejercicio en tu rutina diaria. Sube las escaleras en lugar del ascensor, haz los pequeños recados a pie o en bicicleta en lugar de utilizar el coche y relájate con un paseo nocturno en lugar de sentarte frente al televisor. En el trabajo, puedes hacer pequeños ejercicios de gimnasia durante los descansos; verás que no sólo es bueno para la rodilla, sino que también refresca la mente.

Cita de Christian Krone: "El ejercicio es esencial para los pacientes con osteoartritis porque la inactividad muscular conduce a la inestabilidad articular, a la falta de potencia y a la salida del eje. Y por eso el ejercicio, el entrenamiento muscular y el equilibrio de las situaciones de eje deben estar en primera línea para contrarrestar la osteoartritis."

Tipos de deportes

In addition to everyday exercise, regularly doing certain types of sports is ideal for keeping osteoarthritis under control. Swimming, water gymnastics, Nordic Walking, biking or long walks, for example, maintain knee mobility and prevent pain. They also strengthen your leg muscles and promote your mobility and endurance overall. The most important rule is to keep moving, without overexerting yourself. This will have a positive effect on your knee joints, and you'll feel better and more mobile in general.

However, it is better to avoid sports that put a lot of burden on the knee joint due to abrupt stops, tight turns or high pressure at certain points. This includes most ball sports, martial arts or downhill skiing.

Agilium Move: Entrenamiento especial para la osteoartritis de rodilla

Pon en forma tu rodilla: Vea los vídeos de Agilium Move con ejercicios especiales de equilibrio, potencia y resistencia para la osteoartritis de rodilla. Nuestro programa "Agilium Move" está diseñado especialmente para pacientes con osteoartritis. Te ayudará a fortalecer los músculos de las piernas y de la articulación de la rodilla, a aumentar la estabilidad de las articulaciones de la rodilla y a conseguir una mayor movilidad. Únete a Christian Neureuther, antiguo esquiador profesional, y ponte en movimiento con Agilium Move.

Aviso: Tu salud es importante para nosotros. Por favor, procura no sobrecargarte. En caso de duda, consulte a su médico o fisioterapeuta.

Ejercicios de equilibrio

En nuestros ejercicios de equilibrio Agilium Move, el ex esquiador profesional Christian Neureuther le muestra cómo trabajar el cuádriceps y los músculos que controlan la articulación de la rodilla. Los ejercicios para la osteoartritis de la rodilla mejorarán su propiocepción (autoconciencia) de la rodilla. A su vez, esto mejorará la interacción entre los músculos dinámicos y los músculos estabilizadores utilizados en diferentes patrones de movimiento.

Preguntas frecuentes sobre la osteoartritis de la rodilla

Preguntas frecuentes

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es la más común de las enfermedades articulares. Aproximadamente el 60% de todos los pacientes con osteoartritis están afectados por la osteoartritis de rodilla (también conocida como "gonartrosis"). La osteoartritis puede estar causada por un esfuerzo excesivo, una mala alineación de la articulación o una lesión en una o más articulaciones. La tensión mecánica -causada por una mala postura o un uso excesivo- desgasta el cartílago de la articulación, lo que provoca un daño progresivo en la misma.

¿Puedo detener la osteoartritis en sus primeras etapas y evitar que progrese?

La osteoartritis es un trastorno articular que se desarrolla progresivamente. Para ralentizar la progresión de la enfermedad, debe evitar el sobrepeso, evitar el alcohol y la nicotina y tratar de no forzar excesivamente las articulaciones. El movimiento, los ejercicios especiales para la osteoartritis y una dieta sana deben formar parte de su vida cotidiana. El ciclismo y la natación, por ejemplo, son actividades accesibles para la mayoría de las personas y no suponen un esfuerzo para las articulaciones. Además, asegúrese de llevar zapatos con suelas flexibles o plantillas que absorban los golpes.

¿Se puede curar completamente la osteoartritis?

Una vez que el cartílago se ha desgastado, es imposible que se regenere de forma natural. Esto significa que la osteoartritis no puede curarse completamente. El desgaste articular se desarrolla progresivamente y es irreversible. Sin embargo, llevando un estilo de vida saludable se puede ralentizar la progresión de la enfermedad. Asegúrese de hacer suficiente ejercicio físico y evite las actividades que puedan dañar el cartílago o que supongan un esfuerzo excesivo para las articulaciones durante un periodo de tiempo prolongado.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento de la osteoartritis?

The aim of joint-preserving therapy is to reduce symptoms and pain, and avoid knee surgery and the insertion of an implant. Treatment options include physiotherapeutic measures and orthopaedic devices. The use of braces can lead to a noticeable decrease in knee pain, reducing the need for painkillers. You should consult your doctor to find the best possible course of treatment for your osteoarthritis.

¿Dónde puedo conseguir una órtesis? Puedo probarla antes de comprometerme con el dispositivo definitivo?

Numerosas ortopedias disponen de órtesis de Ottobock. Llámanos y estaremos encantados de asesorarte e indicarte si se puede organizar una prueba con una órtesis y dónde.

¿Debo esperar efectos secundarios si uso una órtesis?

Como ocurre con muchos dispositivos médicos, las órtesis pueden tener efectos secundarios menores que afectan al aspecto de la piel. Para evitar los efectos secundarios de una órtesis, debes consultar con tu médico el uso de una órtesis y asegurarte de que el producto se adapta exactamente a tus necesidades. Un buen ajuste es importante; también tendrás que cuidar bien tu órtesis y utilizarla correctamente. Esto ayudará a mantener al mínimo la irritación de la piel o síntomas similares.

¿Puede una órtesis ser una alternativa a la toma de analgésicos?

Las órtesis pueden reducir el dolor causado por la osteoartritis y mejorar su movilidad. Como resultado, no necesitarás tomar tantos analgésicos. Las órtesis también sujetan y estabilizan la articulación de la rodilla y reducen la presión sobre el cartílago articular. De este modo, se reducen considerablemente los síntomas y aumenta su calidad de vida.

Si llevo una órtesis, ¿tendré que cambiar mi dieta o hacer ejercicios para aumentar mi movilidad?

El tratamiento de los síntomas de la osteoartritis se basa en varios enfoques. Mediante un cambio en la dieta, puedes aportar a tu cuerpo nutrientes saludables y perder peso, mientras que los ejercicios específicos fortalecerán tus músculos y ayudarán a estabilizar la articulación. Una órtesis es un complemento útil de ambas medidas; ayuda a aliviar el dolor y puede retrasar la necesidad de una operación.

¿Me ayudará una órtesis si mi articulación ya ha sido sustituida por una endoprótesis?

Las órtesis pueden ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad de la osteoartritis. Si el desgaste de la articulación está muy avanzado, puede ser necesaria una intervención quirúrgica de la rodilla para sustituir parte o toda la articulación por una endoprótesis. Una endoprótesis es un implante que elimina los síntomas de la osteoartritis, de modo que ya no es necesario utilizar una órtesis. Tu médico te informará sobre el procedimiento, los riesgos y los efectos secundarios que conlleva una operación de este tipo.

Activo de nuevo gracias al Agilium: Cuatro personas hablan de sus vidas

Christoph con Agilium Freestep

Christoph padece osteoartritis de rodilla. "ElAgilium Freestep 3.0 me permite hacer muchas cosas que antes no podía hacer. No puedo imaginar un día sin la órtesis".

Más
FirstSpiritExport,OBISCM-1557,web_site,orthotics_2,agilium_softfit

Christian con Agilium Softfit

En lugar de someterse a una intervención quirúrgica, Christian Neureuther quiso probar todas las demás opciones terapéuticas posibles. Encontró su propia respuesta personal en la órtesis Agilium Softfit. La cirugía puede esperar.

Más
FirstSpiritExport,OBISCM-1557,web_site,orthotics_2,agilium_patella

Kadri con Agilium Patella

Tras una fractura de la meseta tibial, la deportista Kadri desarrolló una osteoartritis detrás de la rótula. El resultado: una movilidad muy limitada y un fuerte dolor. La órtesis Agilium ayudó a Kadri a volver a ser la de antes.

More
FirstSpiritExport,OBISCM-1557,web_site,orthotics_2,agilium_reactive

Dirk con Agilium Reactive

Si tienes un trabajo manual y sufres dolores de rodilla, necesitarás un dispositivo que te ofrezca la mayor flexibilidad posible. Dirk, que trabaja por cuenta propia y restaura molinos, encontró justo la órtesis adecuada para aliviar su dolor: la Agilium Reactive.

Más