Ingenio

¿Qué es lo que

Nuestro jefe de desarrollo Martin Pusch

Pensar siempre más allá e incluso buscar soluciones inusuales. Estos son los objetivos que Martin Pusch se fija a diario. Ya de niño le fascinaba la tecnología y reparaba electrodomésticos y aparatos electrónicos, convirtiéndose después en técnico de radio y televisión. Sin embargo, su deseo era ayudar a las personas. Finalmente estudió Ingeniería Biomédica y lleva ya 26 años trabajando de ingeniero en Ottobock.

"Los nuevos desarrollos requieren buenas ideas. No podemos garantizar buenas ideas, pero podemos crear una atmósfera que las fomente." Esto fue lo que Martin Pusch dijo cuando se le ofreció el puesto de Director del Departamento de Gestión Estratégica de Tecnología hace 14 años. "Lo importante es que hablemos y nos escuchemos mutuamente", afirma. Y añade: "Muchas soluciones se encuentran después de haber formulado una buena pregunta." El ingeniero de 54 años es experto líder en transferencia de tecnología y, en calidad de jefe de desarrollo de Ottobock, es responsable de las pruebas y el desarrollo de sistemas electrónicos en Duderstadt. Además se encarga de los experimentos y objetos para exponer en ferias y exposiciones. "Los visitantes pueden tocar, comprender, experimentar, obtener información básica, descubrir principios que antes no estaban claros." Martin Pusch tiene las mejores ideas cuando se relaja. "Cuando tengo una idea que me acerca a una solución, es como un regalo", comenta Martin Pusch. En un momento así, coge inmediatamente lápiz y papel y anota su idea. ¿Qué es lo que le impulsa cada día? "Ayudar a las personas."