Tendiendo puentes

Nuestra Directora del Departamento de Pruebas

Lo importante para Simone Oehler son, en primer lugar, los hechos. Ella es la Directora del Departamento de Pruebas y es responsable, entre otras cosas, de que todos los productos que Ottobock desarrolla en la sede de Duderstadt sean sometidos a pruebas de seguridad y funcionamiento, antes de introducirlos en el mercado. Sin embargo, resulta interesante su valoració al respectos sobre sí misma, de que ella es "una científica para la vida cotidiana".

"Las pruebas de funcionamiento y los tests de seguridad, en los cuales se revisan, p. ej., los componentes mecánicos y la resistencia de las estructuras, son la base que nos permite introducir en el mercado productos de alta calidad, en los que pueden confiar, tanto nuestros clientes, como los usuarios", afirma Simone Oehler. "Pero nuestro interés va más allá." ¿Cómo se comportan los productos, p. ej., en condiciones cotidianas reales? ¿Con qué frecuencia camina por pendientes un usuario con el producto? ¿Cuántos pasos da en escaleras y cuestas? Ya mientras estudiaba en la Universidad Técnica de Berlín, Simone Oehler desarrolló un sistema de medición (Oktapod) que puede integrarse en una prótesis y suministra continuamente datos importantes sobre las cargas cotidianas que actúan sobre la misma. "Nuestro objetivo es hacer pruebas de forma razonable: con cosas que realmente pasan en la vida cotidiana y no solo con las que se crean artificialmente en el laboratorio", asegura Simone Oehler. El RehabTech Research Lab, con sede en el Science Center de Berlín, es el resultado de la cooperación entre Ottobock y la Universidad Técnica de Berlín. Allí se continúa investigando y Simone Oehler, en la intersección entre la ciencia y la vida cotidiana, dirige ahora un proyecto "para optimizar el alineamiento de las prótesis".

Simone Oehler destaca: "Me fascina ver cómo la tecnología tiende puentes hacia el ser humano." Lo dicho: ciencia para la vida cotidiana.