lunes, 18. febrero 2019

Dr. Angela Merkel: "Un año importante y un aniversario importante para Ottobock y para Alemania".

Stephan Weil, Minister President of Lower Saxony, Dr Angela Merkel, Chancellor, Prof. Hans Georg Näder, Wolfgang Nolte, Mayor of Duderstadt

La canciller alemana reconoce, con motivo del aniversario, los logros alcanzados en la movilidad de las personas

En el año 1919, Otto Bock fundó la empresa Orthopädische Industrie, predecesora del actual líder del mercado internacional en el sector de la protésica, Ottobock. Desde entonces, esta empresa familiar fiel a los valores "fiabilidad, humanidad e innovación" ha dado prioridad a las necesidades de los clientes, los usuarios y los empleados. Durante una ceremonia celebrada el lunes por la mañana en el histórico ayuntamiento de Duderstadt, la canciller alemana, Angela Merkel, reconoció los logros alcanzados por la empresa en la movilidad de las personas. "Un año importante y un aniversario importante para Ottobock y para Alemania. Hay un aspecto que ha predominado a lo largo de la historia de la empresa Ottobock, y es el hecho de que la tecnología está aquí al servicio de las personas. El sentido de la responsabilidad ha sido el denominador común durante estos 100 años. Ustedes son un ejemplo clave para las medianas empresas y las empresas familiares de Alemania. Pero una empresa como esta es también el resultado de un trabajo duro, de decisiones continuas, de cambios de rumbo y de un buen conocimiento de la competencia ya que el mundo, verdaderamente, no descansa nunca", afirmó la canciller alemana ante los casi 350 invitados de honor. Con sus innovaciones, la empresa ha contribuido decisivamente a reincorporar a las personas a su vida cotidiana y a acabar con los tabúes que rodean a las discapacidades en la sociedad.

También el primer ministro de Baja Sajonia, Stephan Weil, destacó la capacidad innovadora de la empresa familiar. "‘El progreso tiene tradición', se dice en Ottobock. El crecimiento siempre ha estado impulsado aquí con fuerza por la innovación, la empresa familiar 4.0", manifestó el primer ministro de Baja Sajonia, Stephan Weil. Previamente, el alcalde de Duderstadt, Wolfgang Nolte, había resaltado la importancia de Ottobock para la región: "Toda una suerte, toda una coincidencia afortunada para la región. Quiero agradecer de todo corazón la lealtad que han demostrado a esta ciudad, las perspectivas de futuro continuas y el compromiso para con la comunidad".

"Nuestro crecimiento siempre ha estado impulsado por la curiosidad, los inventos, una presencia global renovada y el factor humano y, con ello, ha sido pionero para Ottobock", comentó Prof. Hans Georg Näder. Él mismo destacó los hitos de su abuelo, Otto Bock, y de su padre, Dr. Max Näder, pero con la vista puesta también en el futuro: "La curiosidad ha conducido a inventos pioneros y ha supuesto un cambio radical para las personas con discapacidad. Ha marcado y cambiado la técnica ortopédica en todo el mundo. Y lo principal siempre son las personas, tanto en el pasado como en el presente".

La ceremonia se impregnó de un carácter muy emotivo cuando Heinrich Popow agradeció a Hans Georg Näder su compromiso con los Juegos Paralímpicos. Gracias a la ayuda del empresario y de la empresa, en los últimos años ha sido posible avanzar enormemente hacia una mayor diversidad. "Muchas gracias por dejarnos ser las personas que queremos ser, gracias por el ADN de la empresa", agradeció Popow, que concluyó su carrera deportiva activa en verano de 2018, aunque continúa comprometido con el deporte paralímpico, por ejemplo, en los Running Clinics de Ottobock.

Al término de la ceremonia, Prof. Hans Georg Näder y el editor de Gotinga, Gerhard Steidl, hicieron entrega a la canciller del libro del aniversario "Futuring Human Mobility". Con este libro, Näder y otros precursores intelectuales de nuestro tiempo miran hacia el futuro. Además de personalidades de la talla del conocido arquitecto Sir David Chipperfield o Gordon Wagener, jefe de diseño de Daimler, el equipo de redacción del libro visitó a pioneros y precursores de la ciencia, como el Prof. Kevin Warwick o el Prof. Stefan Hell. Warwick, el premio Nobel, fue la primera persona en implantarse un chip RFID en 1998 Hell se opuso al establishment científico alemán y rompió la barrera de la resolución definida hasta entonces en la microscopia.

Aquí encontrará más información sobre todo lo relacionado con el aniversario de Ottobock: www.ottobock.com/100-years

Persona de contacto para los medios de comunicación:

Ottobock SE & Co. KGaA
Director de Relaciones con Inversores, Comunicación Corporativa y Representación en la Capital

Mark C. Schneider
Ottobock SE & Co. KGaA, Prenzlauer Allee 242, 10405 Berlin, Germany
Teléfono: +49 30 398 206 222
Móvil: +49 151 146 591 35
Correo electrónico: MarkC.Schneider@remove-this.ottobock.de

Downloads