Condiciones de uso

Hemos recopilado toda la información presentada en nuestro sitio web con el debido cuidado. Sin embargo, no podemos asumir ninguna responsabilidad por la exactitud, integridad y actualidad de la información.
El uso de nuestro sitio web está sujeto a los siguientes términos de uso.

Este sitio web está gestionado por Ottobock SE & Co. KGaA (en adelante, Ottobock). Nos reservamos el derecho de cambiar el contenido de nuestro sitio web a nuestra discreción sin previo aviso en cualquier momento, en su totalidad o en parte, y/o detener el funcionamiento del sitio web.

El contenido, la información, los documentos, las imágenes y las ilustraciones publicadas en este sitio web (en adelante, el "contenido") son propiedad de Ottobock.

Tenga en cuenta que los textos e imágenes utilizados también pueden estar protegidos por derechos de autor.

Muchos productos de Ottobock están protegidos adicionalmente por la ley de patentes, la ley de diseño u otros derechos de propiedad intelectual. Los números de referencia de Ottobock son marcas registradas. Esto se aplica incluso cuando dichas marcas no están identificadas con el símbolo ®.

No se adquieren derechos de ningún tipo sobre los contenidos por el otorgamiento de acceso a los mismos.

La descarga de contenido solo está permitida cuando el contenido se ofrece expresamente para este propósito.

El contenido no debe usarse comercialmente, modificarse, compartirse con un tercero, duplicarse, difundirse o publicarse de ninguna forma sin el consentimiento previo por escrito. Póngase en contacto con nuestro Servicio de atención al cliente si desea utilizar el contenido.
Los productos mostrados y las recomendaciones sobre combinaciones de productos representan ejemplos de tratamiento y una selección de productos de Ottobock. No se hacen declaraciones para otros productos.

Muchos factores diferentes determinan si un producto es realmente adecuado para usted y si es capaz de aprovechar al máximo la funcionalidad del producto. Los aspectos clave incluyen su condición física, estado físico y un examen médico detallado. Pida a su distribuidor de suministros médicos que le explique en detalle el tratamiento, las contraindicaciones y los posibles riesgos. Lea la información del producto y las instrucciones de uso.